• Los síntomas de la intoxicación

    Los síntomas de la intoxicación pueden aparecer fácilmente a través de alimentos que están en mal estado. Aquellos síntomas pueden asemejarse mucho con la gripe intestinal y puede tener una duración de varias horas o en algunos casos, días. Los síntomas de la intoxicación pueden ir variando, siendo de más suaves a más fuertes según lo que lo haya causado.

    Síntomas de la intoxicación

    • Constantes calambres en los abdominales.
    • Sensación de náuseas.
    • Vómito constante.
    • Fiebre alta.
    • Deshidratación.

    Luego de que se haya bebido el agua que causó dicha intoxicación, se generará un retardo antes de todo mal designado como “periodo de incubación”. A partir de allí, empezarán los síntomas de la intoxicación. Dicho retraso podría durar varias horas como también días. Todo depende del organismo de quien lo padece y de qué tanto se ha comido alimentos en mal estado.

    En el transcurso de dicho periodo de incubación, cada uno de los microbios pasarán por medio del paciente del estómago llegando al intestino. Éstos se pegarán a cada célula que ha recubierto toda pared intestinal y es allí donde empezará a multiplicarse.

    Son solo unos pocos microbios que logran quedarse en el intestino. Otros crean una toxina que es absorbida por el torrente sanguíneo. Son varias las que pueden entrar de forma directa en el tejido del cuerpo. Todo síntoma creado va a depender mucho en el tipo de microbio que ha accedido al organismo.

    Son varios los organismos que originan muchos síntomas parecidos, como la diarrea y las náuseas, por ejemplo. Existen muchas coincidencias en síntomas que pocas veces se puede descifrar el microbio que originó la enfermedad. Claro, al menos que se haga algún estudio de laboratorio con la finalidad de ver de qué microbio se trata o si el padecimiento es parte del brote hallado.

    Todo síntoma va variando en gran medida, todo depende del agente etiológico que crea dicha intoxicación. Podemos decir que toda diarrea y vómito es lo que más se reconoce en este sentido.

    Published by:
  • Síntomas de la miopía

    La miopía es muy conocida entre las personas porque consigue afectar a un 30 % de éstas. Sin embargo, se trata de un padecimiento en los ojos que es fácil de tratar al utilizar anteojos o cirugía.

    Aquellas personas que sufren de esta enfermedad cargan dificultad para poder ver aquellos objetos a distancia. No obstante, si pueden ver aquellos objetos que están cerca con mucha claridad. Es decir que alguna persona que posee una visión de corto alcance no podrá distinguir cualquier señal de tráfico que abundan en la carretera hasta que ésta esté a tan solo unos metros aproximados a ella, por ejemplo.

    ¿Cómo tratar la miopía?

    La enfermedad generalmente puede ser corregida gracias a los anteojos, lentes de contacto o en su defecto, cirugía.

    Toda miopía puede ser corregida al utilizar lentes divergentes. Por ello, si sufres de miopía es posible que te manden a utiliza gafas como lente de contacto especiales para dioptrías de -3,00, por poner un ejemplo. Mientras más dioptría posea la persona, mucho más ancho conseguirá ser el lente que utilizará.

    De igual modo, toda cirugía refractiva lograría disminuir o hasta conseguir deshacerse de la dependencia de anteojos o lentes de contacto. El proceso usual para lograr corregir el problema ocasionado por la miopía se hace con un láser especial. Entre ellos están los siguientes:

    • Queratectomía fotorrefractiva
    • LASIK
    • Anillos corneales

    Síntomas de la miopía

    Los síntomas de la enfermedad en las personas muchas veces se quejan de los siguientes dolores y molestias:

    • Fuerte dolores de cabeza.
    • Una fatiga visual.
    • El estrabismo o cansancio en los ojos al momento de manejar coche o fijar la mirada en algún objeto que está a metros de distancia.

    Dicha enfermedad se logra diagnosticar simplemente a través de exámenes oculares convencionales que hacen los oculistas. En caso de que sufras de miopía, deberás acudir con el médico más cercano y así evitar accidentes.

    Published by:
  • Síntomas de la catarata

    Lo primero que hay que conocer sobre una catarata es que ésta comienza poco a poco. Carga consigo un efecto leve sobre la visión en un comienzo. Se puede notar que la visión se va tornando un poco borrosa con el tiempo. Es decir, sentirás que miras por medio de un vidrio u plástico traslúcido.

    La catarata lograría ocasionar que la luz del sol o alguna lámpara en sí sean “muy fuertes”, haciendo que la persona se deslumbre. Del mismo modo lograría crear un efecto extraño en caso de que manejes un coche durante la noche haciendo que las luces delanteras de los coches que se aproximan se vean más brillante de lo normal. Otro de los síntomas comunes es que todos los colores no se verían tan vivos como lo eran con anterioridad.

    Con el transcurso del tiempo, la catarata va haciéndose más grande y es allí donde la visión se torna más borrosa. Te será más difícil el poder leer y realizar otras actividades convencionales. Cada persona con catarata avanzada verá como si se hiciese por medio de un cristal traslúcido.

    Síntomas de la catarata

    • Visión borrosa.
    • Sensibilidad al a luz.
    • Todas las tonalidades te parecerán menos brillantes.
    • Una pésima visión durante la noche.
    • Una visión doble (este síntoma usualmente desaparece conforme va creciendo la catarata).
    • Cambiarás seguidamente los lentes de contacto.

    Cada uno de los síntomas puede deberse a cualquier otro inconveniente ocular. En caso de tener algún síntoma, deberás consultar con un experto en la visión.

    En el momento que la catarata es diminuta, es posible que no aprecies algún cambio en la visión. Toda catara suele ir creciendo poco a poco, por lo que la visión va a empeorar de forma gradual. Varias personas con cataratas notan que su visión se ha optimizado, pero eso es por poco tiempo. Posiblemente, la visión empeorará nuevamente logrando que la enfermedad se desarrolle más.

    Published by:
  • Los síntomas de la tos ferina en sus tres etapas

    Cuando hablamos de tos ferina nos referimos a ese padecimiento respiratorio que es muy contagioso. Se origina a raíz de la bacteria Bordetella pertussis. Ésta puede perjudicar a las personas de cualquier edad, pero es popular entre los más pequeños de la casa.

    Dicha enfermedad se destaca por los fuertes espasmos de tos que siguen de un jadeo constante parecido al de un silbido. Usualmente, se transmite en el instante que la persona enferma tose o estornuda.

    Si la tos ferina se torna grave, es posible que se requiera de trato médico y en el peor de los casos, hospitalización.

    Los síntomas de la tos ferina

    La tos ferina perjudica principalmente la vía respiratoria superior, logrando así que éstas se inflamen. Eso crea mucha producción de mucosidad que al mismo tiempo consigue molestar la vía respiratoria. Es allí que aparece la tos originada por la enfermedad.

    En la tos ferina existen tres etapas que a continuación veremos:

    La primera etapa se llama catarral y tiene una duración aproximada de dos semanas desde que aparece.

    Síntomas

    • Se pierde el apetito.
    • Una ligera fiebre
    • Ojos lagrimosos y constante secreción nasal.
    • Una molesta fatiga.
    • Constantes estornudos y tos irritante.

    Durante la segunda etapa llamada paroxística usualmente dura 6 semanas puedo fácilmente se puede extender a 10.

    Síntomas

    • Se producen espasmos fuertes de tos.
    • Generarías un agudo silbido luego de toser, en el instante que se inhala aire.
    • Un vómito constante o coloración azul a raíz de la tos fuerte u obstrucción de las vías.

    La última fase se llama convalencia y tiene duración de varios meses.

    Tercera fase (fase de convalecencia), puede durar meses:

    En dicha etapa todos los síntomas han desaparecido. Inclusive, luego de varios meses de haber aparecido el comienzo de la tos ferina. En el instante que el sujeto es afectado por otra infección respiratoria, la tos ferina originaría recurrencia a los espasmos de tos.

    Published by:
  • Los síntomas del estreñimiento

    El estreñimiento en sí sugiere que la persona normalmente tendrá unas dos o tres evacuaciones en solo una semana. El excremento suele ser duro y seco donde en muchas ocasiones puede resultar doloroso inclusive.

    Varias personas creen que se debe ir al baño todos los días y lo cierto es que están equivocados. No existe un número “real” en el movimiento ocasionado por el intestino. En sí, el cuerpo de todo ser humano posee un número usual de toda evacuación en general. Realmente depende mucho del tipo de alimento que se consume, la cantidad de ejercicio que se realicen y diversos puntos en concreto.

    Hay que aclarar que se trata de síntomas del estreñimiento y que éste no es una enfermedad. Se le ha definido como esa capacidad de tener menos evacuaciones intestinales de lo usual. Como esa complicación al momento de expulsar el residuo del organismo.

    Varios son los médicos que plantean las siguientes preguntas para conocer si de verdad eres una persona estreñida.

    • ¿Qué tan frecuentemente posees menos de tres evacuaciones a la semana?
    • ¿Acaso normalmente tienes complicaciones a la hora de evacuar?
    • ¿Cargas con dolores al evacuar?
    • ¿Hay más inconvenientes como un sangrado?

    En caso de ser respuestas de “sí”, posiblemente cargues con estreñimiento en general. Si quieres un estudio más minucioso deberás ir con el médico más cercano.

    Los síntomas del estreñimiento que no conoces

    La siguiente lista de síntomas del estreñimiento se han conseguido de diversas fuentes en general.

    • Complicaciones al evacuar las heces.
    • Heces muy secas.
    • Al momento de defecar hay dolores.
    • Heces muy duras.
    • Falta de movimiento intestinal.
    • Un movimiento poco usual del intestino.
    • Mayor esfuerzo al defecar.
    • Dolores en el abdomen.
    • Sensación de náuseas.
    • Vómito.
    • La pérdida notoria de peso.
    • Puede aparecer diarrea en el caso de que el estreñimiento únicamente le de paso al líquido.
    • Se hincha el abdomen.
    Published by:
  • Cuáles son los síntomas de síndrome de fatiga crónica

    El síndrome de fatiga crónica para un gran número de individuos alrededor del mundo comienza por diversos factores. Puede deberse al resfrío, bronquitis, fallo intestinal o hepatitis. Ocasionan diversos problemas en general pero que pueden ser tratados sin problema alguno.

    En ciertos casos sucede a raíz de un fuerte ataque de mononucleosis contagiosa. Eso hace que se disminuya considerablemente la energía en varios adolescentes y adultos jóvenes.

    Usualmente se trata de un padecimiento que comienza en el transcurso de todo estrés incontrolable. Por otro lado, los síntomas del síndrome de fatiga crónica pueden aparecer de forma más progresiva. Ésta aparecería por algún tipo de padecimiento nada claro o cualquier otra razón que la provoque.

    Con discrepancia de los síntomas de la gripe, el cual usualmente son eliminados en unos cuantos días o semanas, aquellos síntomas del síndrome de fatiga crónica pueden irse sin más o retornan usualmente para quedarse más de 6 meses.

    Algunos síntomas del síndrome de fatiga crónica

    • El dolor de cabeza.
    • Los ganglios linfáticos se vuelven sensibles.
    • Una constante fatiga.
    • Debilidad en el cuerpo.
    • Un dolor muscular y articular.
    • Imposibilidad de concentrarse.

    Lista más clara de los síntomas del síndrome de fatiga crónica

    Dejándote los principales síntomas que ocasionan dicha enfermedad podrás tener una idea más clara de cómo tratarla.

    • Fatiga constante.
    • Fatiga a raíz del esfuerzo.
    • Un fuerte cansancio.
    • Debilidad en todo el cuerpo.
    • Ataques de depresión.
    • Agotamiento constante.
    • Un fuerte dolor de cabeza.
    • Ganglios linfáticos que se tornan sensibles.
    • Un fuerte dolor muscular.
    • Dolores en los músculos luego de hacer algún esfuerzo.
    • El dolor articular.
    • Imposibilidad de concentración.
    • Se pierde la memoria a corto plazo.
    • Existen trastornos del sueño en general.

    Lo recomendado en este tipo de casos es acudir con el médico más cercano para que se haga un estudio minucioso. De allí es que se podrá aplicar el tratamiento adecuado para tratar el síndrome de fatiga crónica.

    Published by:
  • Los síntomas de la diabetes

    Son muchos los individuos que no tienen ni idea de lo que está pasando en relación a los síntomas de la diabetes. Esto es porque varias personas presentan síntomas tan suaves que pocos los notan. Muchos individuos alrededor del planeta poseen diabetes del tipo 2 y lo ignoran por completo.

    Es por ello que hoy quiero mostrarte algunos de los indicios que pueden hacer creer que padeces de diabetes.

    Síntomas de la diabetes

    • Un fuerte aumento de sed
    • Incremento de hambre
    • La sensación de fatiga
    • Se incrementan las veces que se va al baño a orinar, esencialmente por las noches.
    • Se pierde de peso y musculatura.
    • La visión se torna más borrosa.
    • Las heridas no cicatrizan.

    En muchas ocasiones muchas personas poseen dichos síntomas y no se les pasa por la mente que podrían ser diabetes. Es allí cuando tardan en decidir si ir o no con un médico porque simplemente creen que no es un problema. Varias personas no saben de dicha enfermedad hasta que no aparecen las complicaciones generadas por la diabetes.

    Los problemas pueden ir desde visión borrosa hasta algunas fallas del corazón. Lo relevante aquí es poder hacer énfasis y tratar a tiempo la diabetes. Esto es porque su tratamiento puede impedir daños severos al organismo.

    La principal señal es el daño renal. Es en ese momento que los riñones empiezan a perder poco a poco las proteínas que se han designado como albúmina en la orina.

    Mientras más grande sea el daño, peor será ese derroche de proteínas en los riñones el cual irá aumentando de forma progresiva. Mientras más residuos se congreguen el daño será peor en los riñones.

    Existen individuos con diabetes el cual pueden sentirse cansadas o mostrar varios síntomas que pasan sin gloria alguna. Por otro lado, están los que, si presentan síntomas notorios como la sed, la orina con frecuencia, la visión borrosa, etc.

    En caso de presentarlos, se deberá recurrir rápidamente con el médico más cercano para hacer un estudio completo de la enfermedad.

    Published by:
  • Los síntomas del resfriado común

    Cuando hablamos de resfriado común, nos referimos a ese padecimiento altamente contagioso autolimitado. Éste se puede contraer por distintos tipos de virus existentes. Se le conoce en términos médicos como aquella infección de contexto viral en el tracto respiratorio superior.

    Son muchos los síntomas que destacan en el resfriado común. Entre los principales tenemos a la tos, la congestión nasal, los constantes estornudos y el ardor en la garganta. Existen por ahora más de 200 tipos de virus que pueden causar el resfriado común.

    Asimismo, hay varios virus que son complicados y pueden ser el causante del resfriado común como el caronavirus, el virus paragripal y el adenovirus.

    ¿De qué forma se transmite el resfriado común?

    Hay que saber que el resfriado común se “pega” o contagia por tener un claro contacto con esas secreciones afectadas en la superficie infectada. También podría deberse al respirar el virus por medio del aire normal luego de que una persona enferma haya tosido o soltado un estornudo. El contacto de persona a persona es otra posibilidad, el hecho de ser besado o tocar con la mano que has usado para tapar la nariz al estornudar a alguien puede afectar.

    Los síntomas del resfriado común en bebés, niños y adultos

    Todos los síntomas del resfriado común usualmente empiezan a uno o dos días del instante que la persona haya cogido el virus. Los síntomas de la enfermedad y sus signos pueden ir variando, todo depende del virus que causó el mal. Ahora mismo, te diré los síntomas más comunes:

    • La congestión nasal o en su defecto, secreción nasal.
    • Una irritación o dolor constante en la garganta.
    • Muchos estornudos.
    • Una tos constante.
    • Tener ojos lagrimosos o llorosos.
    • Una fiebre baja.
    • El dolor de cabeza común.
    • Dolor general en todo el cuerpo.

    Afortunadamente, tratar este tipo de enfermedad es bastante común actualmente. Bastará con tomar los medicamentos adecuados y que el sistema inmunológico se encargue de lo demás.

    Published by:
  • Los síntomas de la leucemia

    La leucemia es ocasionada por las células anormales que no ejecutan la labor de una normal. Dichas células no ayudan al cuerpo a luchar contra todo tipo de infección. Es a raíz de ese motivo que las personas que padecen de leucemia sufren distintos tipos de infecciones y fiebre constante.

    Asimismo, aquellas personas con leucemia tienen poca cantidad de glóbulos rojos y plaquetas. En consecuencia, no existen suficientes glóbulos rojos para suministrarle el oxígeno necesario al cuerpo. Debido a ese estado, aparece la anemia y cada persona cargará con un aspecto pálido y se sentirán debilitados. A falta de esas carencias, cada persona puede sangrar y padecer de moretones muy fácil.

    Del mismo modo que cada célula sanguínea, las de la leucemia se transportan por medio del cuerpo. Todo depende del número de células anormal y en el área donde se encuentren. Aquellas personas con leucemia pueden tener un conjunto determinado de síntomas.

    Cuando se tiene leucemia aguda, los síntomas que van apareciendo empeorarán de forma rápida. Aquellas personas con dicha enfermedad deben ir al médico ya que se sienten muy debilitados y enfermos.

    Cuando hablamos de la leucemia crónica, los síntomas no se ven hasta dentro de un buen tiempo. En ese sentido, cuando los síntomas ya se notan, usualmente son suaves al comienzo y van empeorando a medida que se desarrolla. En muchas ocasiones los médicos hallan la leucemia crónica en el transcurso de algún chequeo habitual.

    Los síntomas de la leucemia son:

    • Alto grado de fiebre y escalofríos, síntomas que se asemejan al a gripe.
    • Una fuerte debilidad y fatiga constante.
    • Se pierde el apetito y se baja de peso.
    • Se crea una hinchazón y sensibilidad en los ganglios linfáticos, hígado y bazo.
    • Es más fácil sangrar o contraer hematomas.
    • Se generan algunos puntos rojos que se llaman petequias.
    • Inflamación y sangrado de las encías.
    • Sudor excesivo, sobre todo durante la noche.
    • Un incómodo dolor articular.

    En la leucemia aguda, toda célula anormal puede ir congregándose en el cerebro o médula espinal. Como resultado de ello se origina un fuerte dolor de cabeza, vómito, convulsiones y carencia del control muscular.

    En la crónica, aquellas células sanguíneas anormales se acumulan de forma progresiva en distintas zonas del cuerpo. La enfermedad puede ir afectando la piel, el tracto digestivo, los riñones y el sistema nervioso central.

    Lo más recomendado en cualquiera de los dos casos es ir con el médico más cercano para un correcto tratamiento.

    Published by:
  • Los síntomas de la deshidratación

    Toda deshidratación es aquella condición que sucede a raíz de la carencia de agua o líquidos en el cuerpo. En caso de padecer de deshidratación, aumentará mucho el desalojo de agua al exterior hallada en las células donde terminarán por pasar al exterior del cuerpo.

    En términos médicos, la deshidratación sugiere que la persona ha derrochado una gran cantidad de líquido. Es de esa forma que el cuerpo empezará a ir perdiendo poco a poco su habilidad de funcionar bien. Es decir, comenzará a generar varios síntomas que se vincula a la carencia de los líquidos.

    Si bien los bebés y niños poseen más riesgo a tener deshidratación, son varios los adultos, en especial los ancianos que presentan un alto peligro.

    Todo ser vivo pierde derrocha el agua que se ingiere diariamente transformándose en vapor en el aire que se exhala. También se pierde el líquido a raíz del proceso natural del sudor, orina y excremento. Además del agua, se derrochan cantidades diminutas de electrolitos. El cuerpo vive en constante reajuste del balance que existe por la pérdida del agua y los electrolitos cuando se consume líquidos. En el momento que se pierde mucha agua, el cuerpo empieza a presentar deterioro.

    Muchos médicos en la actualidad separan la deshidratación en 3 categorías: Suave, Normal y Fuerte. La suave y normal pueden controlarse y revertir los efectos para la recuperación. Existen casos donde la normal empeora y en algunos casos pasa a ser fuerte ocasionando la muerte.

    Los síntomas de la deshidratación

    La lista principal de los síntomas de la deshidratación ha sido hallada en distintas fuentes. Toda deshidratación puede ser a raíz de los siguientes factores:

    • Sed
    • Una sequedad en la boca
    • Cansancio
    • Dolor de cabeza
    • Piel seca
    • Somnolencia
    • Orinar pocas veces
    • Mareos
    • Una orina más oscura

    Para tratar el padecimiento, bastará con consumir la cantidad suficiente de agua o bebidas deportivas (isotónicas). Con ellas, lograrás revertir los efectos haciendo que los nutrientes perdidos vuelvan a ti.

    En caso de que dicho mal sea grave en adultos, será inevitable la hospitalización y restitución de todos los líquidos eliminados.

    Published by:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar