Los síntomas del resfriado común

Comment

Enfermedades Respiratorias
Cuales son los Sintomas del Resfriado Comun

Cuando hablamos de resfriado común, nos referimos a ese padecimiento altamente contagioso autolimitado. Éste se puede contraer por distintos tipos de virus existentes. Se le conoce en términos médicos como aquella infección de contexto viral en el tracto respiratorio superior.

Son muchos los síntomas que destacan en el resfriado común. Entre los principales tenemos a la tos, la congestión nasal, los constantes estornudos y el ardor en la garganta. Existen por ahora más de 200 tipos de virus que pueden causar el resfriado común.

Asimismo, hay varios virus que son complicados y pueden ser el causante del resfriado común como el caronavirus, el virus paragripal y el adenovirus.

¿De qué forma se transmite el resfriado común?

Hay que saber que el resfriado común se “pega” o contagia por tener un claro contacto con esas secreciones afectadas en la superficie infectada. También podría deberse al respirar el virus por medio del aire normal luego de que una persona enferma haya tosido o soltado un estornudo. El contacto de persona a persona es otra posibilidad, el hecho de ser besado o tocar con la mano que has usado para tapar la nariz al estornudar a alguien puede afectar.

Los síntomas del resfriado común en bebés, niños y adultos

Todos los síntomas del resfriado común usualmente empiezan a uno o dos días del instante que la persona haya cogido el virus. Los síntomas de la enfermedad y sus signos pueden ir variando, todo depende del virus que causó el mal. Ahora mismo, te diré los síntomas más comunes:

  • La congestión nasal o en su defecto, secreción nasal.
  • Una irritación o dolor constante en la garganta.
  • Muchos estornudos.
  • Una tos constante.
  • Tener ojos lagrimosos o llorosos.
  • Una fiebre baja.
  • El dolor de cabeza común.
  • Dolor general en todo el cuerpo.

Afortunadamente, tratar este tipo de enfermedad es bastante común actualmente. Bastará con tomar los medicamentos adecuados y que el sistema inmunológico se encargue de lo demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar